img_5185.jpg

Tomarte un fin de semana para disfrutar con la familia puede convertirse en la escapada perfecta. Ya sea que te encuentres soltera o en pareja, irte con tu familia o squad,  boyfriend free, puede ser muy divertido.

Nos vamos!!

Lugar: Cancún

Aerolínea: Interjet

Estamos en una fecha donde el turismo no esta a tope así que los costos no son nada elevados, por el contrario. Volamos con Interjet, además de contar con excelentes tarifas sus vuelos tenían los mejores horarios de llegada y regreso (Cancún tiene una diferencia horaria de dos horas contra ciudad de México, dato a recordar cuando compren su viaje). Uber please. Nos vamos al aeropuerto. A primera hora del viernes ya estábamos listas  para documentar (mi bestie ha sido mi date para esta aventura). Contratiempo numero uno: alguien lleva sobrepeso! Algo muy importante a la hora de seleccionar su vuelo es fijarse en cuanto peso por equipaje pueden documentar. Esta vez me he pasado por 1kg, no es que no revisara ya que la aerolínea lo deja muy claro, más bien fue error de cálculo.

A desayunar en lo que esperamos nuestro vuelo.

El mejor lugar para comer en la terminal 1 del Aeropuerto de México es sin duda alguna: Tasca Don Quino. Mi recomendación: una torta de tortilla estilo española. No se diga más. El servicio es rápido y el sabor es incomparable. Un autentico bar de tapas, pequeño y acogedor para pedir y salir corriendo en caso de ser necesario.

Por fin de salida. El vuelo en tiempo. Aquí vamos. Bye bye CDMX , Hello Cancún.

 

Cancún es destino turístico por excelencia. Muchos de sus lugares tiene tarifas en dólares y la transportación puede ser muy cara comparada con otras ciudades. Mi recomendación para trasladarse del aeropuerto al hotel es tomar uno de sus “taxis comunitarios” llamados así ya que son camionetas que llevan a varios turistas pasando por los distintos  hoteles de la zona.  Esta es una opción que te genera la mitad del costo que tomar un taxi particular y es igualmente segura.

JW MARRIOTT SPA

Nuestro hospedaje corrió a cargo del JW Marriott. Una habitación en el 5to piso nos ofrece un balcón con vista al mar y la alberca, excelente para comenzar el día tomando un café mientras disfrutas la salida del sol.

El hotel cuenta, entre sus muchas amenidades, con  restaurante con terraza a la alberca y vista al mar. Tip de viajero: escoge el buffet de desayuno. El costo termina siendo similar a escoger de la carta y las opciones son mucho más variadas incluyendo: fruta, jugos frescos, café, pan recién horneado, mariscos, un área de pancakes y waffles y por supuesto una más mexicana que ofrece desde quesadillas hasta huevos al gusto.

Después del desayuno corrimos a disfrutar de la playa.  Quien me conoce sabe que soy amante empedernida del mar y una vez que llego a él es difícil mantenerme alejada así que mi viaje se ha basado en estar tirada en la arena y ser revolcada por una que otra ola. Los que me siguen en snapchat pudieron verlo todo ahí.  SNAPCHAT: @tatizavala

   
   Bikini y top: Jacobs by Marc Jacobs
Top: Oysho // Bikini: HM
  
  
  
 Vestido:  Zara
Top: Zara
  Bikini y top: Oysho
    
Top: Oysho

   


  

     

  
  

     

Sin duda alguna el mar en la Riviera maya ofrece los colores más espectaculares. Cada amanecer se supera con la puesta del sol que a su vez queda atrás con el siguiente amanecer.

Cada segundo del viaje bien aprovechado. Mucho sol y mucho azul en un paraíso que es parada obligatoria para cualquier amante del mar como yo.

Good vibes;

Tatis.